Apuntes de una historia

1954

Don Luigi Giussani pide y obtiene de sus superiores el permiso para ir a dar clase en un instituto, porque comprueba que los chicos ya no conocen el cristianismo.
Empieza dando clase de Religión en el Liceo clásico Berchet de Milán.
En seguida a su alrededor se reúne un pequeño grupo de estudiantes que, poco a poco, crece y se difunde en otras escuelas. El Movimiento nace con el nombre de Gioventù Studentesca (GS), en un primer momento en el marco de la Acción Católica ambrosiana, para extenderse luego a otras ciudades italianas, bajo el auspicio del cardenal Giovanni Battista Montini, arzobispo de Milán.

1957

El cardenal Montini escribe una carta pastoral cuaresmal a la archidiócesis ambrosiana con el título “Sobre el sentido religioso”, en la que “lee” la condición de la fe en la Italia de los años cincuenta. Giussani recoge la provocación: en diciembre del mismo año, sale un texto con el título El sentido religioso, que será el fundamento de su propuesta educativa a lo largo de toda su vida.

1959

Se publica el primer escrito que propone de manera sistemática las ideas guía y el método de vida de GS, con el título Gioventù Studentesca: reflexiones sobre una experiencia

1960

Sale el segundo escrito, Huellas de experiencia cristiana.

1962

Empieza una acción misionera sostenida entera y responsablemente por estudiantes - los primeros chicos de GS - en Belo Horizonte, Brasil. Nace el Grupo adulto (luego Memores Domini), que reúne a personas del Movimiento que persiguen una vocación de entrega total a Dios viviendo en el mundo.

1964

Sale Apuntes de método cristiano.

1965

Tras haber empezado a dar clase de Introducción a la Teología en la Universidad Católica del Sacro Cuore en Milán, don Giussani viaja a EEUU para estudiar durante unos meses. A su regreso deja la guía de GS.

1968

Se consuma la crisis de GS, empezada a mitad de los años sesenta. Miles de jóvenes dejan el Movimiento para sumarse al movimiento estudiantil de inspiración marxista.

1969

Después de la crisis del 68, el Movimiento renace de forma más madura con el nuevo nombre de Comunión y Liberación (CL), implicando, además de los estudiantes de instituto, a un número creciente de universitarios y adultos.

1973

Se celebra el primer congreso público organizado por CL: “En las universidades italianas por la liberación”.

1974

Sale el primer número de CL, la revista mensual oficial de la vida del Movimiento. En 1977 cambiará su nombre por Litterae Communionis, para convertirse luego en 1993 en Tracce - Litterae communionis. En los años siguientes se añaden a la italiana otras ediciones en distintas lenguas, entre ellas inglesa, española y polaca.

1975

Durante la peregrinación juvenil a Roma para el Domingo de Ramos, Pablo VI concede el Aula Nervi para una asamblea de CL. Y, en un coloquio privado, anima a don Giussani con estas palabras: «Este es el buen camino, ¡continúe así!».

1976

En Riccione se celebra una Asamblea de los responsables de los universitarios del Movimiento, a los que don Giussani dirige un mensaje decisivo: «El destino de nuestra comunidad depende de la primacía de la presencia frente a la tentación de la utopía. Presencia significa realizar la comunión».
En esos mismos años, del deseo de algunos antiguos universitarios de profundizar en la pertenencia a la Iglesia en la vida adulta, nacen los primeros grupos que darán lugar a la Fraternidad de Comunión y Liberación.

1977

En Italia el clima político y social es muy difícil. CL es el blanco de distintos grupos extremistas de la izquierda y de la derecha: se cuentan 120 episodios de agresiones y violencia contra personas y sedes del Movimiento. En el mismo año sale la primera edición de Educar es un riesgo, síntesis de las reflexiones de don Giussani sobre el problema educativo.

1978

Se van extendiendo los grupos llamados “confraternitas”, que desembocarán en la “Fraternidad de Comunión y Liberación”.

1979

18 de enero: Juan Pablo II (elegido el 16 de octubre de 1978) recibe a don Giussani en audiencia privada. Poco después don Giussani escribe a todos los grupos de Comunión y Liberación una carta con el título “Sirvamos a Cristo en este gran hombre”: «Nada más salir de la audiencia, en el corazón de mi alegría había un gran sentido de responsabilidad: una voluntad de servir a ese hombre con todas mis fuerzas y con toda mi vida. Quisiera que esta responsabilidad nos implicara a todos. Amigos míos, sirvamos a este hombre, sirvamos a Cristo en este gran hombre, con toda nuestra existencia». El 31 de marzo el Pontífice recibe en audiencia a los universitarios del Movimiento (CLU).

1982

El 11 de febrero la Fraternidad de Comunión y Liberación es erigida «en persona jurídica por la Iglesia universal» y declarada «Asociación de Derecho Pontificio» con Decreto del Presidente del Pontificio Consejo para los Laicos.

1984

El Papa recibe en audiencia a diez mil miembros de CL con ocasión del treinta aniversario del Movimiento para confiarles un nuevo mensaje: «Id por todo el mundo a llevar la verdad, la belleza y la paz que se encuentran en Cristo Redentor. Esta es la consigna que os dejo». Con esta invitación el Papa da un gran impulso a la difusión de CL en el mundo.

1985

Nace la Fraternidad Sacerdotal de los Misioneros de San Carlos Borromeo.
En España la Asociación Nueva Tierra, entre cuyos responsables se encuentra Julián Carrón, confluye en el movimiento de CL.

1986

La editorial Jaca Book reedita el libro de don Giussani El sentido religioso. El texto se inserta en un proyecto editorial denominado “PerCorso” (traducido al español como “Curso básico de cristianismo” y articulado en 3 volúmenes, el último de los cuales se divide en 2 tomos). Se trata del recorrido que don Giussani propuso ya desde sus años en el Liceo Berchet de Milán, más tarde reelaborado y enriquecido por el mismo autor, y utilizado también para sus clases de Introducción a la Teología en la Universidad Católica del Sacro Cuore en Milán.

1988

8 de diciembre: los Memores Domini reciben la aprobación de la Santa Sede, mediante decreto que reconoce su personalidad jurídica como “Asociación eclesial privada universal”.

1992

17 de octubre: con ocasión del décimo aniversario del reconocimiento pontificio, don Giussani guía una peregrinación a Lourdes de toda la Fraternidad de Comunión y Liberación, como gesto de agradecimiento y súplica.

1993

Bajo la dirección de don Giussani empieza la colección Los libros del espíritu cristiano en la editorial Rizzoli.

1997

Nace la colección Spirto Gentil, que propone grandes obras musicales elegidas e introducidas por don Giussani. Por iniciativa del Observador permanente de la Santa Sede, The Religious Sense se presenta en el palacio de la ONU en Nueva York. Dos años después, se celebra una iniciativa análoga con At the Origin of the Christian Claim, mientras en la Unesco en París se presenta La conscience religieuse de l'homme moderne.

1998

Los representantes de CL participan en el Congreso Mundial de los Movimientos eclesiales, que culmina en la Plaza de San Pedro con el papa Juan Pablo II (30 de mayo). Don Giussani es uno de los fundadores de movimientos llamado a pronunciar un discurso, que se cuenta entre los más celebres: «El verdadero protagonista de la historia es el mendigo. Cristo mendigo del corazón del hombre y el corazón del hombre mendigo de Cristo», son sus palabras finales.

1999

Comienza en Roma la actividad del Centro Internacional de Comunión y Liberación, un instrumento que pretende relacionar las realidades del Movimiento en el mundo y servir a la Iglesia, sobre todo en vista del Gran Jubileo del año 2000.

2000

Durante todo el Año Jubilar numerosos grupos de Comunión y Liberación participan en las distintas celebraciones con el Papa: el jubileo de los trabajadores, de los jóvenes, de las universidades y de las familias. En esta última ocasión, don Giussani envía su contribución al Congreso internacional teológico pastoral sobre “Los hijos, primavera de la familia y de la sociedad“, organizado por el Pontificio Consejo para la Familia (10-12 de octubre).

2002

11 de febrero: veinte aniversario del reconocimiento pontificio de la Fraternidad de Comunión y Liberación. En esta ocasión, Juan Pablo II escribe a don Giussani una larga carta autógrafa.

2003

4-5 de abril: la Georgetown University de Washington celebra un congreso sobre The Risk of Education de Luigi Giussani. Participan cincuenta profesores universitarios, entre ellos eminentes filósofos y teólogos.

2004

Comunión y Liberación cumple cincuenta años. En esta ocasión don Giussani escribe al Papa (26 de enero): «No solo no pretendí nunca “fundar” nada, sino que creo que el genio del Movimiento que he visto nacer consiste en haber sentido la urgencia de proclamar la necesidad de volver a los aspectos elementales del cristianismo, es decir, la pasión por el hecho cristiano como tal, en sus elementos originales y nada más». Juan Pablo II responderá con una larga carta fechada el 22 de febrero: «Precisamente aquí reside la original intuición pedagógica de vuestro Movimiento, es decir, volver a proponer de modo atractivo y en sintonía con la cultura contemporánea el acontecimiento cristiano, percibido como fuente de nuevos valores, capaces de orientar toda la existencia».
Para celebrar el aniversario de los cincuenta años del Movimiento, el 16 de octubre unas cuarenta y cinco mil personas procedentes de toda Italia peregrinan al santuario de la Santa Casa de Loreto.

2005

El 22 de febrero don Giussani muere en su habitación de Milán. Pronuncia la homilía del funeral el cardenal Ratzinger. Al mes siguiente, la Diaconía central de la Fraternidad de CL elige como nuevo Presidente a Julián Carrón, con el que don Giussani había querido compartir desde hacía un año la responsabilidad de la guía del Movimiento. El nombramiento de Julián Carrón se renovó en 2008 y 2014, respectivamente por seis años.

2007

Benedicto XVI recibe a cien mil miembros de CL en la Plaza de San Pedro con ocasión del aniversario del reconocimiento de la Fraternidad.

2008

En la catedral de São Paulo, Brasil, delante de cincuenta mil personas, en presencia del cardenal Odilo Scherer, Cleuza y Marcos Zerbini confían en manos de Julián Carrón la Asociación de los Trabajadores Sin Tierra, que reúne a más de cien mil personas, «porque al conocer Comunión y Liberación hemos encontrado todo lo que necesitábamos».

2010

16 de mayo: treinta y cinco mil miembros de CL peregrinan a Roma para rezar el Regina Coeli con el Santo Padre, por aquel entonces objeto de ataques por el escándalo de la pedofilia.

2012

Al final de la Misa celebrada en el Duomo de Milán con ocasión del treinta aniversario del reconocimiento pontificio de la Fraternidad de CL y el séptimo aniversario de la muerte de don
Giussani, Julián Carrón comunica haber solicitado la apertura de la causa de beatificación y canonización de don Giussani.
La instancia es aceptada por el Arzobispo de Milán, cardenal Angelo Scola.

2013

Alberto Savorana publica en la editorial Rizzoli Vita di don Giussani. En 2015 se publica la edición en lengua española (Ediciones Encuentro), seguida por la inglesa.
11 de octubre: el papa Francisco recibe a Julián Carrón en audiencia privada. Después, Carrón escribe una carta a la Fraternidad y a todo el Movimiento de Comunión y Liberación: «El Papa nos anima a vivir personalmente, en la comunión entre nosotros, la naturaleza de nuestro carisma, porque un movimiento como el nuestro está llamado a responder a las urgencias de este momento de la vida de la Iglesia y del mundo. De la cercanía y familiaridad del papa Francisco nace para mí y para todos nosotros, amigos, una nueva responsabilidad ante Dios y ante la Iglesia».

2014

29 de marzo: al finalizar su mandato, la Diaconía elige de nuevo a Julián Carrón como Presidente de la Fraternidad de CL durante otros seis años.

2015

El 7 de marzo el papa Francisco recibe al Movimiento en la Plaza de San Pedro.
En otoño sale en Rizzoli La bellezza disarmata, el primer libro de Julián Carrón escrito en italiano (traducido al español, portugués e inglés).

2016

Con ocasión del Jubileo de la Misericordia, entre el 1 y el 15 de octubre se celebran más de 200 peregrinaciones promovidas por Comunión y Liberación en Italia y en el mundo. Julián Carrón interviene en el santuario mariano de Caravaggio delante de veintiún mil personas: «¡Qué gratitud sin fin por Su misericordia a lo largo de todo este año! Cada uno puede aprovechar este momento para ser todavía más consciente de todas las veces que durante estos meses se ha visto alcanzado por la misericordia de Cristo, por su ternura infinita».
El 30 de noviembre, el Santo Padre envía una carta autógrafa al presidente de CL, para agradecer a todo el movimiento por el donativo recogido durante las peregrinaciones del Año Santo.