La portada del CD.

El golpe de gracia del Man in Black

Walter Muto

Cuando se edita un disco póstumo, siempre se suscitan ciertas sospechas. ¿Será una operación para ganar dinero? Este disco de Johnny Cash, fallecido hace once años, ha sido publicado por su hijo John Carter Cash. ¿Será una selección de material ya conocido que se publica como si fuera nuevo? ¿O un conjunto de versiones que añaden poco o nada a lo que ya sabemos del artista? En este caso, nada de eso. Out Among The Stars es un verdadero disco inédito que recoge material grabado entre 1981 y 1984 pero que Columbia no había querido publicar. Su hijo encontró las cintas originales en el archivo de la familia y decidió publicarlas. Estamos por tanto ante un album de canciones que nunca se han escuchado.

La voz de Cash aparece en condiciones perfectas, alegre a pesar del difícil periodo que estaba atravesando y que su hijo recuerda en las notas de la portada. Una recaída en su dependencia de los analgésicos. La pregunta surge nada más escucha el primer tema: ¿pero por qué la discográfica rechazó un trabajo así? La respuesta no está a nuestro alcance. Además, a las canciones originales se le han añadido partes nuevas, interpretadas por músicos de country y bluegrass de altísimo nivel, como Sam Bush o Jerry Douglas.

Las canciones suenan muy bien, pero no nos permiten valorar cómo sonarían sin estas importantes colaboraciones. En cualquier caso, añaden una pieza que faltaba en la producción de este gran artista, una pieza perteneciente, entre otras cosas, a un periodo más bien oscuro de su carrera, entre la epopeya del Man in Black con sus altibajos y la parte final de su vida, con American Recordings.

Baby Ride Easy y Don’t You Think It’s Come Our Time son dos duetos que hace con su esposa June Carter, la mujer que le salvó la vida. Apasionante la primera, más lenta pero siempre alegre la segunda, ambas testimonian un vínculo de doble filo entre ambos, tanto artístico como personal. Aparecen historias de crónica negra, como el tema de apertura que da título al disco, Out Among The Stars, que sobre un ritmo country narra el homicidio nocturno de un ladrón en una tienda de licores, una de las múltiples historias de perdedores y demonios que le obsesionaban, y que sin embargo llevan dentro el deseo de volver a empezar de cero y volar como águilas entre las estrellas. Preciosa también I’m Movin’ On, un clásico honky-tonk que Cash interpreta a dúo con otra superstar del country, Waylon Jennings.

Pero los episodios más profundos son probablemente los dos temas autógrafos, que no se alejan tanto de los demás en cuanto a género musical como por la seriedad de los temas que tratan. Call Your Mother es una amarga reflexión sobre las relaciones familiares que se van deshaciendo con el tiempo, con una buena dosis de melancolía por el tiempo pasado, sobre todo los años cincuenta. En cambio, I Came To Believe, aparte de ser el tema que cierra el disco, es una impresionante reflexión a ritmo de vals sobre la evidencia de que un hombre solo no llega a ninguna parte, que siempre necesita una mano. La mano de un amigo al que pedir ayuda, pero también la mano de Dios, que mediante la fe adquirida en la infancia nos lleva a creer en un poder mayor que yo mismo. Una petición de ayuda que en los años siguientes se concretará en el descubrimiento de los himnos religiosos que aprendió de pequeño, pero también en la dedicación, a un paso ya de la muerte, de su último video a la pasión de Cristo.

Un buen trabajo, tanto para los que ya conocen al artista como para los que quieren acercarse a él, el eslabón perdido para los apasionados, y para el resto un posible inicio para empezar a conocer a un gran artista.


Johnny Cash
Out Among The Stars
Columbia, Legacy, Sony 2014