Un encuentro de tú a tú con don Giussani

Carmen Giussani

¿Qué interés puede tener un libro sobre un sacerdote italiano que murió hace diez años? La respuesta está en la lectura de un libro de 1200 páginas que ya ha demostrado, en más de 200 encuentros celebrados en toda Italia con personajes relevantes de la cultura de procedencia ideológica muy distinta, tener voz propia.

En la Biblioteca de la Asociación de la Prensa de Madrid, Julián Carrón, presidente de Comunión y Liberación, y Alberto Savorana, responsable de Relaciones Públicas de CL, han presentado la primera biografía de don Giussani. Se trata de la traducción al español de un trabajo cuidadoso y fehaciente en el que Alberto Savorana deja hablar al biografiado siguiendo sus pasos a lo largo de una vida. Con este título, Luigi Giussani. Su vida, Ediciones Encuentro alcanza los 42 títulos de este autor publicados en español y distribuidos tanto en España como en toda América Latina.

En estas páginas don Giussani demuestra su capacidad de dialogar con las inquietudes del hombre contemporáneo. Lo ha demostrado, no solo saliendo más vivo que nunca de esta biografía, sino interrogando y dialogando con quien se encuentra con su testimonio.

En la presentación a la prensa, el autor ha narrado su descubrimiento personal de quién fue don Giussani, a pesar de haber compartido con él, codo a codo, veinte años de su vida, al frente de la revista de Comunión y Liberación y del servicio de prensa de CL. ¿Cómo es posible? Lo es porque don Giussani se escapa a todas las definiciones, como es propio de toda humanidad que goce del don del Espíritu Santo.
Por su parte, Julián Carrón ha señalado la trascendencia que tiene la lectura de esta biografía. Cuando entramos en contacto con alguien significativo para nuestra vida, queremos conocerlo de primera mano. Pues bien, este libro nos lo acerca a través de una multitud de documentos y del testimonio del propio Giussani. En este sentido, esta biografía no se plantea para los “de dentro” de CL o los “de fuera”, para los “italianos” o los “españoles”. Se plantea para un encuentro de tú a tú. Se plantea para todos, como un encuentro personal al alcance de todo el que lo quiera.

Don Giussani no evitó medirse con ninguna circunstancia histórica, personal y social que le tocó vivir. Aquilató su fe en el cuerpo a cuerpo con la vida. No defendió su creencia, sino que aprendió el valor de la fe recibida de sus padres y de su seminario de Venegono, obedeciendo al acontecimiento de Cristo tal como se hacía presente día a día, tal como lo iba guiando por caminos imprevisibles. Se rodeó de los que buscan respuesta a la propia humanidad palpitante. Como Jesús, fue fiel hasta el final a sus amigos.

La lectura de estas páginas no nos lleva de ninguna manera a mirar atrás. Al contrario, abre toda nuestra inteligencia hacia el presente y tiende todo nuestro deseo hacia la vida. Cualquier página de este libro, a poco que le prestemos atención, pone en nuestros labios una invocación: “Fac ut ardeat cor meum in amando Christum Deum, ut sibi complaceat”.