La voz a ti debida. Razón de amor

Pedro SalinasEdiciones Castalia 1987
Páginas: 216

"¿Cuál es la belleza más necesaria? Que suceda una preferencia última que todos anhelamos experimentar", dice Julián Carrón en la introducción de los Ejercicios de la Fraternidad de 2019. Sobre este deseo habla la experiencia amorosa del poema de Salinas. El poeta describe así el encuentro con la amada: "Y súbita, de pronto, / porque sí, la alegría. / Sola, porque ella quiso, / vino. Tan vertical, / tan gracia inesperada, / tan dádiva caída, / que no puedo creer / que sea para mí» (vv. 237-244). Un encuentro que define el tiempo: «Ha sido, ocurrió, es verdad. / Fue en un día, fue una fecha / que le marca tiempo al tiempo» (vv. 127-129) Y que introduce la belleza que es más necesaria que ninguna otra cosa, es decir, la de la preferencia: «cuando tú me elegiste / –el amor eligió– / salí del gran anónimo / de todos, de la nada» (vv. 2150-2153), y «al decirme: “tú” / –a mí, sí, a mí, entre todos–, / más alto ya que estrellas / o corales estuve» (vv. 2166-2169)